Los primeros en el mundo: la pareja de corredores se encuentra cerca del Mar Caribe. Son los últimos kilómetros para completar la carrera a lo largo de Sudamérica.

Posted by on Oct 11, 2013 in Español | 0 comments

El equipo británico de marido y mujer, David y Katharine Lowrie, se encuentra a 7 días y 7 maratones de realizar su sueño de correr el largo de Sudamérica por la vida y las tierras salvajes del continente. Van camino de la meta, el mar Caribe.

Esta puja comenzó el 27 de Julio de 2012, en medio de una tormenta de nieve en el Cabo Froward, el punto más austral del continente, al mismo tiempo que comenzaban las olimpíadas en Londres.

La pareja no ha dejado de correr desde ese día, tirando de su carrito, en el hielo, en la nieve, sacudidos por vientos huracanados, calcinados en temperaturas de más de 45°C, agobiados por 100% de humedad en el Amazonas, hundidos hasta las rodillas en barro, exhaustos, a veces enfermos, atacados por ejércitos de insectos, pero siempre con la determinación de seguir avanzando, paso a paso, hasta concretar su objetivo.

“Decidimos que ya era tiempo de pagar el alquiler por vivir en este planeta extraordinario. Hace 10.000 años, el peso de la población mundial era el 1/10 del 1% de la biomasa de la tierra, el resto consistía en animales salvajes. Hoy los humanos, nuestras mascotas y los animales domésticos, formamos entre el 96 y el 98%. Increíble. Decidimos demostrar que la naturaleza es maravillosa y que absolutamente todos dependemos de ella. Queremos mostrar que con pequeños pasos podemos superar obstáculos que aparecen como imposibles; que el tiempo se acaba, pero que, sin embargo, no es aún demasiado tarde para proteger a la naturaleza”, dice David.“A los dos nos encanta correr. Correr te permite atravesar paisajes de manera simple, rápida, silenciosa… no sabes con qué te encontrarás: cachorritos de tejones aventurándose fuera de la madriguera, murciélagos sobrevolando alrededor al atardecer, o golondrinas que regresan a buscar sus parejas luego de un viaje increíble desde Sudáfrica. Te sientes vivo, con la emoción a flor de piel”, nos cuenta Katharine.

Pero Katharine y David no son corredores profesionales. La distancia más larga que habían corrido antes fue de 72Km en una carrera en el Distrito de los Lagos en Inglaterra. Con este desafío le estarán pidiendo a sus cuerpos algo excepcional, una carrera de más de 10.000Km, por momentos los consumía la preocupación de pensar si de verdad serían capaces de hacerlo.

Katharine recuerda: “Ha sido más difícil de lo que imaginé. Recuerdo una noche, al principio, saliendo de Punta Arenas en Chile en medio de la oscuridad. Autos y camiones pasaban a toda velocidad por charcos, dejándonos empapados. El viento aullaba a nuestro lado, los pies y las rodillas nos dolían terriblemente. No encontrábamos un cobijo donde poner nuestra tienda. Finalmente vimos, a lo lejos, la luz de una casa. Tomé coraje y llamé a la puerta para pedirles si podíamos poner la tienda en su jardín esa noche. Por la puerta entreabierta vieron estas dos figuras sucias, agotadas contra el negro de la noche, y dijeron que sí. No lo podía creer. La realidad de lo que habíamos aceptado como desafío empezaba a tomar forma, y no era nada placentera.”En algunos lugares de Argentina fueron rechazados por ser británicos; algunos motoristas les mostraban heridas de bala y de cuchilladas; en otros lugares todos les decían que serían mordidos por víboras venenosas o atacados por jaguares, y que en Venezuela los iban a violar. Pero también recibieron infinita amabilidad.

Dice David, “Nos han ofrecido comida y albergue desde el más pobre de los serenos hasta el más rico de los terratenientes. Hubo un encargado de una tienda en Argentina que no nos quiso dejar pagar por la compra, y no solo eso, nos invitó a comer con él. La gente nos aplaude a nuestro paso, y en Venezuela nos ha pasado que nos paran constantemente para darnos dinero. En Bolivia, el país más pobre de Sudamérica, la gente corría detrás de nosotros para darnos bebidas y pomelos. Jamás imaginamos algo así.”

Y Katharine agrega riéndose: “¡Y además de todo, hay que pasarse las 24 horas con tu marido! ¡A veces la vastedad de Sudamérica no era lo suficientemente grande para los dos! Hemos estado física y emocionalmente exhaustos, y no había dónde esconderse. Ahora podemos decir que nos conocemos a la perfección, y fueron momentos mágicos como bañarnos en ríos frescos bajo la selva amazónica, o tener el camino de la sabana venezolana iluminado por miles de luciérnagas, los que nos han ayudado a sobrellevar las dificultades y a enriquecer y fortalecer aún más nuestro vínculo”.Ahora, luego de 10 millones de pasos, 10 pares de zapatillas destrozadas, 10.300 Km y 15 meses; habiendo dado presentaciones a más de 1000 niños de escuelas, y recaudado $10.000 para las beneficencias conservacionistas, el equipo de marido y mujer puede empezar a imaginar una vida sin correr una maratón diaria para el 5000mileproiect. Pero antes, tienen que llegar al mar Caribe.

FIN

• David y Katharine llegarán a la meta en el Caribe el 20 de octubre de 2013. Regresarán al Reino Unido con una Carrera de 10 Km y una charla en en Centro de Londres el 26 de octubre de 2013. Todos están invitados.

•  Para más información sobre el proyecto y la charla y carrera en Londres: www.5000mileproject.org & 5000mileproject @facebook, twitter & youtube.

•  Sala de prensa, fotos, videos y resúmenes: 5000mileproject/about/pressroom.

• Su majestad el Príncipe de Gales, Dean Karnazes (ultramaratonista de los E.E.U.U), Ed Smith (presidente del WWF UK) y Kris Tompkins (CEO Conservación Patagónica) han halagado el proyecto: www.5000mileproject.org/pressroom.

• En la Cámara de los Comunes del Reino Unido, se ha presentado una propuesta reconociendo el valor del proyecto 5000milesproject.

• El proyecto ha recibido apoyo monetario de la Fundación Sculpt the Future de David de Rothschild, de Sir Ranulph Fiennes (Transglobe Expedition Trust) y del John Muir Trust.

• Sponsors incluyen: Swarovski Optiks, Inov-8, Berghaus y VivoBarefoot.

• David, 35, creció en Northumberland y Katharine, 35, en Devon. La pareja se conoció corriendo en los valles cercanos a la Universidad de Sheffield. Empezaron a entrenar para la expedición en Uruguay, tres meses antes del comienzo, allí también aprendieron la técnica de “correr descalzos”.

• Además de ser corredores amateurs, ambos son ecologistas. Han escrito el libro “Seabird Breeding Atlas of the Lesser Antilles”, luego de haber realizado investigaciones exhaustivas y de haber seguido un programa de educación de ecología marina en el Caribe Oriental.

Una Mirada al 5000mileproject:

• Una Carrera de >6,400 miles / 10,400km sin apoyo para la pareja (o sea, sin vehículos que los ayuden)

• Kath es la primera mujer en correr el largo de Sudamérica. David es el primer hombre en haber corrido el largo de Sudamérica sin apoyo. Son la primera pareja en haber realizado esta hazaña.

• 33% descalzos o usando calzado “barefoot”

•  Los primeros en correr a través de Bolivia

•  Los primeros en correr a través del Amazonas

• Los primeros en correr por la “Carretera Austral” de Chile

•  Tiran por turnos de un carrito a menudo 100kg de peso

• 15 meses corriendo (desde el comienzo de las olimpíadas 2012 de Londres)

• 10 pares de zapatillas cada uno, destrozadas

• Promedio de Carrera de 32 Km por día, en los dos últimos meses, más de 38 Km diarios

•  Distancia más larga: 56 Km

• Registro de más de 450 especies de aves en su megatransecto

•  Días de descanso: cada 6-7 días, dependiendo de factores como provisiones, presentaciones en escuelas, etcétera.

•  Recaudación de $10,000 para beneficencias ambientalistas

•  Evitaron que 3,000KGs de CO2 entraran en la atmósfera, con su campaña “DoNation”

•  Punto de largada: Cabo Froward, Mar del Sur, Chile

•  Punto de llegada: Carúpano, Mar Caribe, Venezuela

•  Países: Chile, Argentina, Bolivia, Brasil, Venezuela

• Temperatura mínima al correr: -10 o C

• Temperatura máxima al correr: 45 o C

Leave a Reply