¡Concurso, ponerle nombre al carrito!

Posted by on Nov 23, 2012 in Español | 0 comments

Cuando planeábamos la expedición, Dave se pasó horas investigando sobre los métodos posibles para “bagayar” todo nuestro equipo.

¡Ay! Si pudiéramos correr livianos, sin llevar ninguna carga.

Pero, simplemente, eso no sería posible. En la Patagonia, por ejemplo, varias veces tuvimos que llevar provisiones de comida que nos alcanzaran para 8 días. No habría negocios, ni gente, la mayoría de las veces ni siquiera casas, pero nuestros cuerpos no dejaban –ni dejan– de demandar sus 4.000 calorías por día.

El 5000mileproject es una Carrera, pero par nosotros esta carrera no significaría nada, si no fuera por los increíbles lugares naturales que podemos explorar. Entonces, necesitamos laptops para escribir los blogs y para hacer las presentaciones en las escuelas, necesitamos nuestros libros de referencia para identificar las especies que encontramos, ropa, comunicación satelital…. La carga a veces llega a pesar 80 Kg. Las mochilas no sirven tampoco. Al principio llevábamos en una mochila los binoculares, impermeables y algún tentempié… y aunque nos turnábamos para cargarla, nos resultó muy cansador.

Y así fue que Dave conjuró mágicamente nuestro “carrito”. Pero lo que no pudo adivinar entonces fue el gran interés que despertaría.

 

Ya sea que corramos en caminos de ripio, caminos de tierra, rutas principales, calles de pueblos o ciudades, los motoristas sacan la cabeza por las ventanillas de los autos para vernos mejor. Como fue construido con materiales reciclados es, además, un tema de conversación ideal para llevar a quien quiera oír, a interesarse por nuestro proyecto y los objetivos ecológicos que perseguimos; y es el puntal ideal para que la gente se dé cuenta de cómo es correr con un carrito…

Nuestro veredicto: subir colinas, mal; bajar colinas, mal; en el llano, bien.

¡Pronto lanzaremos un concurso para ponerle nombre a este indeseado pero a la vez invaluable tercer miembro del equipo! ¡Escuchamos sugerencias!

 Gracias Maria Pelletta por la traducción!

Leave a Reply